Hechizo para no quedar soltera

Visite tambien: hechizos de amor con foto

Hechizo para no quedar soltera
Esta palabra se utiliza a menudo en un tono peyorativo. En los tiempos pasados, eso era muy común, pues la mujer que no conseguía arreglar un marido era sin mal vista por el pueblo. Hoy ser soltera es una opción para muchas mujeres y ellas poco se incomodan con la opinión ajena. Otras, sin embargo, ven en el matrimonio una especie de realización y lo desean a toda costa. Para estas, aquí está una buena simpatía.

Corte la barba de un chivo y la atará con una cinta roja. Tome una papaya macho, recorte un cuadrado de su corteza, de modo que pueda introducir la barba dentro de él. Hecho esto, vuelva a colocar el pedazo de cáscara, envuelva en papel de regalo y deje bajo su cama por siete días, a partir del primer día de la Luna Llena.

En el amanecer del octavo día, en el momento en que el sol esté naciendo, juegue ese envoltorio en agua corriente. Según los registros, como máximo en
siete días conocerás a una persona interesante.

Hechizo para recomenzar la boda
Por un motivo cualquiera, muchas veces incluso por intriga de personas envidiosas, un matrimonio sólido acaba sacudiendo y, a veces, hasta deshaciéndose.
El orgullo pasa a ser el peor enemigo, entonces, pues las dos personas sufren, sin querer dar el brazo a torcer. Hay momentos, sin embargo, en que el orgullo sólo sirve para aumentar el sufrimiento y hacer perder excelentes oportunidades de ser feliz. No dejes que esto suceda contigo.

Toma una cinta roja muy ancha, de unos treinta centímetros, escribiendo en ella siete veces su nombre y siete veces el nombre de la persona amada. A continuación, siete siete a lo largo de esa cinta, luego sepárela cerca de la puerta delantera de su casa. Puede hacerlo hasta en un vaso común. En los siete días siguientes, regar el lugar con la primera orina recogida por la mañana. Después de ese período, vaya a hablar con la persona amada. No intentes apresurar e ir antes de ese tiempo. Puede estropear todo.

Hechizo para el marido que tiene adicción y necesita ayuda
Decir que el vicio es sin vergüenza es cerrar los ojos a la industria de las tentaciones ya la acción de las fuerzas malignas. Quien está en el vicio quisiera no estar y de haber tenido, en el momento oportuno, la protección para no haber cedido a la tentación.
Tener un problema de estos dentro de casa es terrible y sólo con mucha fe se podrá quedar libre de él. Lo que es necesario, ante todo, es convencer a la persona a querer ayuda. Después de eso, buscar personas o instituciones especializadas. Para ayudar, sea cual sea el vicio, arreglar un vaso donde haya plantado espada de sierras. Cada día, por la mañana, lave las hojas de esa planta, recogiendo el agua en una cuenca. Utiliza para hacer el café y la comida que se servirán al marido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *